viernes, 26 de febrero de 2016

EL FLORENTINATO CHOCHEA


La querella contra Florentino por la Púnica acaba en un juez al que coló en el Madrid

La querella de un socio del Madrid por los presuntos delitos de apropiación indebida y administración fraudulenta ha sido asignada al juez Sanz Altozano, primo-hermano de un alto cargo de ACS

Foto: Florentino Pérez, tras declarar como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en relación a los servicios prestados al club durante un año por una empresa de Alejandro de Pedro, imputado en la Operación Púnica. (EFE)
Florentino Pérez, tras declarar como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco en relación a los servicios prestados al club durante un año por una empresa de Alejandro de Pedro, imputado en la Operación Púnica. (EFE)
El pasado 9 de septiembre, un socio del Real Madrid presentó una querella contra Florentino Pérez a raíz de su declaración en calidad de testigo el 2 de marzo en la Audiencia Nacional dentro del procedimiento conocido como 'Operación Púnica'. Tal y como figura en el sumario de este proceso, el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, contrató los servicios de una de las empresas implicadas en la 'Operación Púnica' para mejorar la imagen del club y su propia reputación personal como máximo responsable de la entidad. La relación comercial del club blanco con la firma de la presunta trama corrupta,Eico Online Reputation Management, comenzó en enero de 2013 y se prolongó hasta diciembre de 2014. En total, según fuentes cercanas al caso, el Real Madrid abonó a Eico unos 300.000 euros por esos dos años de trabajos.
La contratación se produjo tras una conversación de Florentino Pérez con el propietario de Eico, Alejandro de Pedro Llorca, uno de los presuntos cabecillas de la 'Púnica', según el instructor del caso, el juez Eloy Velasco, quien considera probado que el club de Concha Espina contrató esos mismos servicios, aunque Eico no sólo habría trabajado para los intereses del Real Madrid. Así, fuentes próximas a la investigación revelan que los informes de De Pedro Llorca también incluían una estrecha vigilancia de las noticias que se publicaban sobre Florentino Pérez. En realidad, Eico no sólo habría informado a Florentino de las informaciones negativas que se publicaban sobre él en internet, sino que también habría inventado artículos positivos para silenciar los más desfavorables, los llamados 'zombies' de los que ya informamos en El Confidencial. 
La querella presentada por el socio del Real Madrid por los presuntos delitos de apropiación indebida y administración fraudulenta del presidente del club fue inadmitida a trámite por el Juzgado de Instrucción Número 15 de Madrid, mediante Auto con fecha 7 de octubre. Sin embargo, ante dicha decisión, fue interpuesto el correspondiente recurso de apelación por la representación procesal del querellante, la cual ha recaído ahora ante la Sección 2ª de la Audiencia Provincial de Madrid y le ha sido asignada al juez Valentín Javier Sanz Altozano. 

Florentino Pérez, presidente de ACS.
Florentino Pérez, presidente de ACS.
Casualmente, este magistrado es primo-hermano de Ángel García Altozano, director general corporativo de ACS, la empresa que preside Florentino Pérez y en la que tiene responsabilidad sobre las áreas económico-financiera, desarrollo corporativo y empresas participadas. El 6 de mayo de 2009 el juez Sanz Altozano imputó a Ramón Calderón un delito de “falsificación de votos” e inició las actuaciones al considerar que existían indicios de que varias personas vinculadas al expresidente del Real Madrid habían decidido falsificar votos (incluso para otras candidaturas) con el fin último de conseguir anular el voto por correo.
El 27 de junio de 2012 un auto de la Audiencia Provincial ordenó “el archivo” de esta causa contra Calderón, ya que el auto del juez Altozano había tenido en cuenta unas grabaciones emitidas en el programa 'Asalto a la Casa Blanca' que, según el Tribunal Constitucional, constituían una "vulneración de los derechos a la intimidad y a la propia imagen". Su utilización estaba prohibida. Se concluía la nulidad de las pruebas obtenidas y se archivaba la causa.
Al igual que hizo Ramón Calderón, que envió un escrito de recusación para que el juez Altozano dejara el caso al haber “una relación de parentesco (primo-hermano) entre él y Ángel García Altozano, director general corporativo de ACS, presidida por Florentino Pérez", quien era parte de la acusación como presidente a su vez del Real Madrid, el letrado del socio querellante por la 'Operación Púnica' tiene intención de proceder de inmediato a la recusación de dicho magistrado "a los efectos de que el procedimiento goce de todos los derechos y garantías".
Por si fuera poco, tal y como informó en su día el diario 'AS', Ramón Calderón aportó también documentación para demostrar que el juez Valentín Sanz Altozano y su hijo habían sido dados de alta como socios abonados del Madrid "sin figurar en las listas de espera y poco después de que Florentino accediera a la presidencia en 2000". Aún así, el juez siguió con el caso, precisamente lo contrario de lo que ahora se teme el socio que se ha querellado contra su presidente por lo que considera administración desleal y/o apropiación indebida, además del desprestigio que supone para el Real Madrid, el club más laureado del mundo, verse salpicado por un caso de corrupción.